Telepizzierto

Un concierto donde

cada móvil es un instrumento

Telepizza, a través de su programa Cajas Solidarias, donó a la Fundación Acción Social por la Música España quinientas mil cajas pizza. Era una ocasión única, no solo porque era la primera campaña de notoriedad para esta Fundación, que apenas tiene 5 años, sino que la campaña alcanzaba a un público muy diverso.

Se ideó el TELEPIZZIERTO, un concierto realizado por los niños de la Camerata de la FASM, que llega a los hogares españoles a través de cajas de Telepizza, y que puede ser visto sólo cuando dos o más personas con teléfonos inteligentes estén compartiendo una pizza.

Al entrar a www.accionmusica.es/Telepizzierto, uno de los participantes podía crear una orquesta y hacer que los demás se le unieran. Cada uno podía elegir lo que deseaba tocar: violín, viola, chelo o contrabajo, así cada teléfono inteligente representaba un instrumento. Cuando el creador de la orquesta le daba Iniciar concierto, todos los móviles se sincronizaban y la magia sucedía: una hermosa coreografía de niños tocando Fiddle-de-dee.

La sincronización de los móviles fue un gran reto, porque no se quería usar una app móvil.

Esto nos llevó a diseñar un mini site web, pero dado que cada dispositivo funciona de manera diferente, y que es imposible controlar por qué red se está conectando cada participante (WiFi, 3G, 4G, etc), el primer reto a resolver consistía en lograr la mejor sincronización entre los dispositivos, para que todos inicien el concierto al mismo tiempo. Esto se logró determinando de la manera más precisa la diferencia en mili segundos entre el reloj del móvil y el del servidor. Con esta diferencia de tiempo calculada, cada dispositivo es ahora independiente a la hora de iniciar sin importar la latencia que existe entre el servidor y cada uno de los móviles que participan en la orquesta.

La acción fue todo un éxito, se crearon más de 3000 orquestas en menos de 2 semanas, con una exposición de más 3 minutos por usuario. Fue noticia en más de 4 periódicos el día de su lanzamiento, incluyendo el famoso periódico La Vanguardia